Se encuentra usted aquí

Plan Estatal

La Estrategia Española de Ciencia y Tecnología y de Innovación 2013-2020 y el Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación 2013-2016  del Ministerio de Economía y Competitividad (MINECO) son el marco de referencia de la política nacional de I+D+i. Por un lado la estrategia establece los principios, objetivos y prioridades de las políticas públicas nacionales de I+D+i para el periodo 2013-2020. Por otro, el Plan Estatal recoge las actuaciones de fomento e impulso de la I+D que contribuye, mediante la financiación de dichas actuaciones, a la consecución de los objetivos y prioridades establecidas.  Ambas contemplan  al agroalimentario como un sector  estratégico.


Las Comunidades Autónomas definen también sus correspondientes estrategias de I+D+i en las denominadas “Estrategias de  Investigación e Innovación para la Especialización Inteligente” (RIS3 por sus siglas en inglés).


 

Las actuaciones contenidas en el Plan Estatal se ordenan en Programas y Subprogramas y el apoyo público a cada una de ellas se realiza anualmente mediante las oportunas convocatorias .Publicados ya el Plan de Actuación Anual 2013 Programa de Actuación Anual 2014 y el Programa de actuación Anual 2015.

 
Los beneficiarios pueden ser instituciones y empresas españolas, públicas o privadas, investigadores etc., dependiendo de cada tipo de ayuda, de forma individual o en consorcio.

 
Además de fomentar la investigación y la excelencia científica, se pretende también apoyar a las empresas a través de la I+D+i para mejorar su competitividad.


Programas del Plan Estatal

Consta de cuatro programas, que siguen un esquema  similar al programa europeo H2020, añadiendo uno sobre la promoción del talento y empleabilidad.

  1. Promoción del talento y su  empleabilidad en I+D+i
  2. Fomento de la investigación científica y técnica de excelencia
  3. Impulso al liderazgo empresarial en I+D+i
  4. I+D+i orientada a los retos de la sociedad

 

El sector agroalimentario en el Plan Estatal

El sector en la estrategia se contempla principalmente en el reto “Seguridad y calidad alimentaria; actividad agraria productiva y sostenible; investigación marina y marítima”.

 
Con ocho medidas estratégicas, de las que destacamos las seis primeras:

I.     Conservación y gestión integral, eficiente y sostenible de los sistemas agroecológicos y de los recursos agroforestales, hídricos y pesqueros
II.    Mejora sostenible de los sistemas de producción agrícolas, ganaderos y forestales
III.   Mejora y desarrollo de nuevos sistemas, procesos y tecnologías de producción y control agroindustrial, bioproductos y biorefinerías
IV.  Aumentar la calidad y seguridad de los alimentos y nuevos productos alimenticios
V.    Articulación y optimización de la cadena agroalimentaria
VI.  Seguridad, trazabilidad, alerta y gestión de riesgos

Existen también otros retos sociales del Plan Estatal en los que el sector puede verse reflejado y son los siguientes:

  • Salud, cambio demográfico y bienestar
  • Energía segura, eficiente y limpia
  • Transporte sostenible, inteligente e integrado
  • Acción sobre el cambio climático y eficiencia en la utilización de recursos y materias primas
  • Cambios e innovaciones sociales
  • Economía y sociedad digital
  • Seguridad, protección y defensa

Los retos sociales pretenden agrupar los retos generales a los que se enfrenta la sociedad española para la realización de actividades coordinadas de I+D+i, en los que se han definido prioridades temáticas para orientar las actividades de investigación básica, aplicada e innovación.


No obstante, gran parte de las convocatorias del Plan Estatal, incluyen a todos los sectores sin especificar prioridades temáticas.


El Plan Estatal ofrece una amplia gama de líneas de apoyo a proyectos de I+D+i, acciones de dinamización, incorporación de gestores o doctores, etc., cuyas convocatorias se resumen en los correspondientes Planes de Actuación Anual publicados en 2013 2014 y 2015 además de la web del MINECO.


El programa de impulso al liderazgo empresarial es el que está más dirigido a las empresas. La mayor parte de empresas y pymes agroalimentarias pueden ser beneficiarias de estas ayudas.


Dedica apoyo financiero para que las empresas realicen proyectos de I+D+i de forma individual o en colaboración con centros tecnológicos y de investigación, así como para proyectos de innovación y modernización tecnológica, preparación de  propuestas en proyectos europeos, o creación de Plataformas Tecnológicas. Se fomenta también la cooperación público-privada, por ejemplo en las convocatorias “Retos Colaboración”, o de ayudas a las Plataformas Tecnológicas.


En este portal, por la orientación sectorial de esta guía, extrae, sin ánimo de ser excluyente, la información que se considera de mayor aplicación a empresas y a pymes, accesible en el buscador de este portal.


Existen también ayudas para la incorporación de gestores de I+D+i, o de doctores en las empresas y centros tecnológicos, dentro del programa de promoción del talento y su empleabilidad en I+D+i.


La gestión de las ayudas se lleva a cabo por el Ministerio de Economía y Competitividad (Mineco), canalizando gran parte de las ayudas a empresas a través del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI).


Muchas de las ayudas del CDTI son en convocatoria abierta, es decir, la empresa se dirige al CDTI sin estar sujeta a plazos.


Sobre los presupuestos de los proyectos es difícil generalizar, por ejemplo para  algunas ayudas del CDTI en convocatoria abierta  el presupuesto mínimo financiable es de 175.000 € y en el caso de proyectos desarrollados por un consorcio el presupuesto mínimo del proyecto será del orden de 500.000 €.


La financiación de gran parte de ellas es a través de  préstamos, o bien combinados con parte de subvención.


Un instrumento a destacar dentro del Plan Estatal es el fomento de la compra pública Innovadora (CPI). Es un instrumento de fomento de la innovación empresarial orientado a potenciar el desarrollo de nuevos mercados. Se realiza mediante la contratación por parte del sector público. Complementa las tradicionales vías de apoyo a la I+D+i, es decir, las subvenciones y préstamos que establecen las diversas convocatorias de ayudas, y cobra importancia a partir de la aprobación del Real Decreto Legislativo 3/2011, de 14 de noviembre, que aprueba el texto refundido de la Ley de Contratos del Sector Público.


La CPI se materializa en las siguientes modalidades de actuación:

  • Compras regulares: contratos públicos que favorezcan criterios, baremos y procesos de adjudicación, donde se primen las ofertas más innovadoras.
  • Compra pública de tecnología innovadora (CPTi): compra de un bien o servicio por parte de la Administración pública interesada, inexistente en el momento de la compra, pero que puede desarrollarse en un periodo de tiempo razonable.
  • Compra pública precomercial (CPP): es una contratación de servicios de I+D+i en los que el comprador público comparte con las empresas tanto los riesgos como los beneficios de los resultados de la I+D+i necesaria para el desarrollo de las soluciones innovadoras.

Se puede llevar a cabo en cualquiera de los tipos de contrato (obras, concesión de obras públicas, gestión de servicios públicos, suministro, servicios y de colaboración) y en las diversas formas de adjudicación de la vigente Ley de Contratos del Sector Público (procedimiento abierto, restringido, negociado y diálogo competitivo).

Otros  instrumentos  para el impulso de la innovación empresarial son  los incentivos fiscales y las bonificaciones. Los incentivos fiscales están basados en deducciones en el impuesto de sociedades por la realización de proyectos de investigación y desarrollo y/o innovación tecnológica. Las bonificaciones en la cuota empresarial de la seguridad social del personal investigador.


Además  de las ayudas a  empresas, hay que mencionar que la investigación agroalimentaria más científica, para proyectos de I+D+i a organismos públicos de investigación, en colaboración con las Comunidades Autónomas, y otras acciones complementarias está  gestionada por el INIA (MINECO)


Para encontrar la información completa de los requisitos de cada convocatoria, el buscador proporciona los enlaces correspondientes que dan acceso a la orden de bases u orden de cada convocatoria, publicadas en el Boletín Oficial del Estado (BOE). En las ayudas de convocatoria abierta se facilita el punto de contacto al que dirigirse.